Por mandato de Olofin los santeros no matan con cuchillo

Oggun Fifeto Cuchillo Orula

En los últimos tiempos han surgido algunas casas de santo en las cuales los santeros matan con cuchillo, esto es una transgresión a los mandatos de Olofin, esto lo refleja el Oddun Ogunda Kete

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En este camino vivía el awo Oggun en pleno monte, por la maldición de su padre Obatala, él había inventado el cuchillo de una caña brava, hasta que un extranjero blanco le había regalado un ada y un abe de acero y le enseño la aleación para convertir el hierro en acero.

Él no tenía un amigo, pero un día caminando bastante cerca de su casa, encontró a un vecino que se llamaba Konikuo y criaba a su pequeño hijo huérfano de 10 años. Un día Oggun le dijo que si quería acompañarlo a la plaza y Konikuo acepto y salieron caminando con el niño y este llevaba un perrito negro.

Cuando estaban a una hora de camino se sintieron unos tambores bata y acordaron ambos ir al lugar de donde venía el eco, y allí estaba montada Yemaya, y en eso tocan para saludar a Oggun y este se monta y hace piruetas, toma un poco se Shakete para rociar a los presentes, cuando se da cuenta y ve el perrito negro en los brazos del niño, lo coge con furia, lo baila y muerde la yugular y le extrae toda la sangre, muriendo el perrito. Oggun no notaba el llanto del niño porque estaba imbuido y los allí reunidos lograron alejarle de Edeyi.

Cuando él vuelve a su sentido común, su amigo Konikuo le dice, no te perdono que hayas sacrificado al perrito de mi niño que está sufriendo por su perrito. Oggun no sabe lo sucedido, esta perplejo, trata de disculparse con su amigo y este comprende que fue un acto involuntario de Oggun, porque se había montado con Edeyi.

Konikuo le dice: ojala que no te pase con quien no sea tu amigo, como lo soy yo, y siguieron a la plaza a hacer sus compras y regresan a la casa, ya Konikuo convenció a su hijo ofreciéndole otro perrito.

Cuando llega el otro domingo Oggun invita de nuevo a Konikuo a ir a la plaza, ya que allí es donde se ven personas, (todavía Oggun era soltero) vuelven a suceder los toques de tambores bata, ellos oyen de lejos el eco y las melodías yorubas, ellos están cerca, Oggun corre a los tambores y Konikuo lo sigue, Oggun ya llega montado por Edeyi y coge el ada y le tira un tajazo a Konikuo y le hiere la mano a su amigo, diciéndole, esto es porque me maldijiste porque me comí el perrito de tu hijo.

Konikuo va para casa de Ozain que le atiende, cuando Oggun vuelve en sí, uno de los oluos bata le dice lo que le hizo a su amigo. Al otro día va a la casa de su hermano Orunmila y le hace el cuento avergonzado, Orunmila le hace osodde y le ve este Ifa, y le estimula diciéndole que él no tiene la culpa.

Al otro mes Oggun vuelve a casa de Orunmila y le dice: hermano te vengo a invitar para mi boda y quiero que seas el padrino. Gracias contesto Orunmila, ¿quién es la novia? Él le contesta que Toshe, la hija de Olokun, contesta Oggun. Orunmila se pone a meditar y le

dice: Oggun, hermano si me oye no te casabas con la hija de Olokun, pues ella ha estado conmigo varias veces, y no es correcto que yo sea tu padrino en dicha boda, ni puedo callar ese secreto a ti que eres mi hermano.

Oggun, apenado y cabizbajo, se fue a su casa. El otro domingo estaba montada Yemaya en el toque cuando llego Toshe la hija de Olokun, y en eso Oggun se monta con Edeyi, y con un solo tajazo de su ada le arranco la cabeza a Toshe. Cuando Oggun vuelve en sí, llora y se maldice, y va en busca de su refugio, a casa de su hermano Orunmila y le cuenta lo sucedido y le pide consejo.

Orunmila le dice: vamos a darle cuenta a Olofin del caso. Cuando le dan cuenta a Olofin, este le dice a Oggun:

“ofuy ere omo oggun awo laweye obe ada obini toshe lafinu”

Tu eres el dueño del machete y del cuchillo, pero desde hoy no lo podrás usar en ceremonia de Osha, y será Orunmila y sus intérpretes los babalawos que usaran el cuchillo, para matarle a los Oshas. Y en homenaje a Toshe y por respeto a su padre Olokun no habrá ceremonia donde intervenga, que no se le brinde honor a la hija de Olokun Toshe y por respeto a su padre Olokun.

Y quien sin ser babalawo osara usar el cuchillo en Osha tendrá maldición así lo dispuso Olofin y así le dijo Orunmila a Oggun. To iban Eshu.

Queda claro que la voluntad de Olofin es que solo los Awo ni Orunmila sean los facultados para blandir el cuchillo en Osha y quien sin estar investido con tal rango, use el cuchillo en ceremonias de Osha arrastrará para sí las maldiciones del cuchillo.

Es por este patakie que terminada la matanza en el igbodu de Osha, el babalawo presente, debe hacer la ceremonia del Fifeto, para trasladar a Oggun, la carga de todas esas muertes que dieron vida a los nuevos santos.

 

 Ire Oke omo Obatala ::.. Jesús Verde 

Conoce HOY lo que el futuro tiene para ti, CONSÚLTATE


 

Esta publicación es patrocinada por:

Oba Agbara CREACIONES AFROCUBANAS
5.00

20/06/2017 7:16 pm
Variedad de productos religiosos dentro de la regla de Osha, Ifa y Palo Mayombe
Categorías:   
        
¿Quieres aparecer AQUÍ? Publica tu anuncio en nuestro directorio -> [Publicar]

 


Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

¿Tienes alguna duda sobre lo que acabas de leer? Dale click AQUÍ y conversemos!

Deja un comentario

Tambien te puede interesar